Actividad misionera


Desde las diferentes entidades que forman la CALM desarrollamos la actividad misionera de la Iglesia desde nuestra condición laical.

En nuestro trabajo misionero fuera de España estamos al servicio de la iglesia local, junto a las comunidades y personas más necesitadas. Desde nuestra condición profesional llevamos adelante diferentes proyectos:

En educación trabajamos en las escuelas infantiles, de primaria, secundaria e incluso colaborando en nuevas universidades. Tanto en el trabajo directo con los alumnos como en la formación de profesores, en escuelas de padres o en la mejora de las infraestructuras.

En sanidad desde la atención primaria, en centros de salud u hospitales, en el acompañamiento de aquellos que son discriminados por diversos motivos, en medicina alternativa y sostenible, en la mejora de infraestructuras, en la formación del personal, etc.

En cuestiones de desarrollo comunitario. Apoyando las iniciativas de las comunidades en los diferentes campos como la agricultura, en trabajo en prisiones, la lucha por los derechos humanos, por la abolición de las nuevas esclavitudes, contra el acaparamiento de tierras, etc.

Como misioneros también estamos acompañando a las Iglesias locales, apoyando en la formación de catequistas, en los grupos de jóvenes, de matrimonios, etc.

Compartiendo cada día la vida de las personas que nos acogen en los rincones más remotos del planeta. Siendo familia con las familias, amigos y compañeros de aquellos con los que nos solidarizamos.

En España nos encargamos de formar a aquellos con vocación misionera que se preparan para partir, recogemos fondos para apoyar todo el servicio misionero, abrimos puertas y ventanas para que nuestra Iglesia y la sociedad en general se abran a la realidad de otros pueblos. Apostado por un mundo más justo, más humano, más divino.